Cómo superar la vergüenza idiomática

Muchas veces sabemos un idioma pero no nos sentimos totalmente seguros, y nos da miedo hablarlo en público. Aunque generalmente,  más que inseguros nos sentimos incómodos y temerosos.

Para afrontar ese miedo o esa vergüenza idiomática, primero tenemos que detectar a qué se debe. Si es por falta de vocabulario,  o por pronunciación errónea o por un desconocimiento de la gramática y de la sintaxis del idioma en cuestión.

Sea cual sea la razón, esos miedos se superan practicando el idioma, aunque además, existen algunas otras soluciones.

Para empezar, no debemos fijarnos metas demasiado difíciles. Sería conveniente plantearse pequeños logros, que se pudieran alcanzar día a día.

Si estáis en medio de una conversación y no recordáis una palabra en concreto, no os obcequéis con ese término y reformular la frase.

No intentéis traducir literalmente lo que pensáis en español. Hay que procurar pensar directamente en ese idioma.

Y nunca debería importarnos qué piensan los demás.  Al fin y al cabo, todos nos hemos visto alguna vez en situaciones similares, así que lo mejor que hay que hacer es tomárselo con calma, y seguir estudiando. Cuanto más sepamos un idioma, mejor sabremos enfrentarnos a estas situaciones.

post8vergüenza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies