¿Sabes cómo preparar un examen oral?

Un examen oral es un desafío para los estudiantes, en ellos tienes que recordar de forma inmediata y correcta todo lo estudiado y aprendido, a la vez que lo expones de forma hablada en público y en una lengua extranjera. Por ello los estudiantes de idiomas deben concienciarse para estas pruebas.

Prepararse un examen oral puede ser más difícil que estudiar para uno escrito, debido a el proceso de examen en sí. Mientras que los exámenes escritos tienen preguntas que se redactan con anterioridad y tienen respuesta, los exámenes orales son más dinámicos, ya que el examinador plantea las preguntas en función del rendimientos des estudiante y la progresión de la conversación.

Se pueden tomar medidas que te ayuden a lograr un buen resultado. Por ellos vamos a aconsejaros sobre cómo debéis preparar un examen oral para que aprovechéis al máximo vuestros conocimientos.

Entender el examen oral

Este es el primer paso para preparar un examen y debe consistir en asegurar que lo entiendes por completo, tanto los procedimientos, los aspectos de la lengua de la que te evalúas y el material con el que tienes que estar familiarizado. Debes leer detenidamente las reglas del examen y tener claro qué puedes hacer y qué no. Consulta el programa de estudios y verifica el contenido que debes estudiar.

Preparación y revisión del examen oral

Cuando ya tengas una idea de cómo funciona el examen, puedes empezar a estudiar y prepararte para superarlo. Establece tu plan de estudios, repasa tus apuntes y el material de estudio. Trata de encontrar temas que puedan ser objeto de examen. Predice cuáles son las preguntas que puede que te planteen y practica las correspondientes respuestas. Ensaya frente a un espejo, para poder detectar y evitar cualquier hábito nervioso que puedas tener y si es posible realiza un simulacro de examen y pide que alguien te haga preguntas.

La víspera del examen oral

Es normal si te pones nervioso la noche antes del examen. Vuelve a practicar tus respuesta y repasa el vocabulario antes de irte a la cama. Planea qué vas a ponerte para el examen y déjalo preparado. Dedica al menos media hora a relajarte y tranquilizarte antes de irte a dormir. Trata de dormir lo suficiente para que estés bien descansado y fresco antes de tu examen oral.

El día del examen oral

Probablemente estés nervioso la mañana del examen. Come algo, adopta una actitud positiva y piensa que te has preparado lo mejor que has podido. Intenta llegar al examen con tiempo y evita estudiar como loco a última hora.

Seguro que si sigues estos consejos te sale genial. Lo importante es confiar y creer en uno mismo. Lo habrás preparado lo mejor que has podido y por ello el resultado será seguro positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies